Qué es una billetera fría y cuáles son sus ventajas

Una de las preocupaciones más importantes para toda persona que se inicia en el mundo de las criptomonedas, es como mantener sus fondos a salvo. Por eso mismo, hoy quiero hablarte de lo que se conoce como billetera fría, probablemente la mejor herramienta para proteger tus activos digitales y tenerlos a buen recaudo.

Que es una billetera fría

No cabe duda de que Bitcoin y otras criptomonedas, tienen una serie de cualidades que las convierten en un bien cada vez más preciado, motivo por el cual se han convertido en uno de los objetivos preferidos de hackers y ciberdelincuentes. En este difícil contexto, es de suma importancia tomar todas las precauciones posibles.

Si quieres dormir tranquilo por las noches y no estar preocupado continuamente por la seguridad de tus criptos, sigue leyendo, porque realmente merece la pena. Si llegas hasta el final, descubrirás todo lo que hay que saber acerca de los diferentes tipos de billeteras, su nivel de protección y por qué conviene tener una en propiedad.

¿Qué es una billetera fría?


Billetera, monedero, cartera o wallet son palabras que significan lo mismo: un lugar donde podemos guardar dinero digital. Y cuando digo digital, no me estoy refiriendo de forma exclusiva a las criptomonedas, sino también a las divisas comunes como el euro o el dólar, que al fin y al cabo, son meros apuntes contables.

No obstante, en el artículo de hoy vamos a centrarnos solamente en las billeteras de criptomonedas, de las cuales existen principalmente tres tipos:

🔥 1.- Billeteras calientes


Una billetera caliente es un medio online donde puedes almacenar diversos tipos de criptomonedas. Así pues, la principal característica de este tipo de billeteras es que necesitas de forma obligatoria estar conectado a Internet para realizar cualquier tipo de operación (recibir, comprar, enviar, etc).

Este tipo de wallets ofrecen una gran comodidad y flexibilidad, por lo que suelen ser las más convenientes a la hora de realizar muchas transacciones de forma regular, como por ejemplo haciendo trading. Sin embargo, su gran inconveniente radica en la posibilidad de ser  hackeadas en cualquier momento .

El mejor ejemplo de billeteras calientes son los exchanges. Éstos, a pesar de las grandes medidas de seguridad que tienen, están expuestos las 24 horas del día a ataques perpetrados por los amantes de lo ajeno, por lo que los fondos que puedas tener guardados allí nunca estarán 100% a salvo.

❄️ 2.- Billeteras frías


Al contrario que las anteriores, las billeteras frías permiten gestionar monedas digitales sin la necesidad de estar conectado a Internet, es decir, de manera offline o fuera de línea. Como es evidente, esto les otorga un plus de seguridad realmente importante, ya que evitas de un plumazo la práctica totalidad de ataques externos que puedas sufrir.

Sin embargo, si eres un recién llegado a este mundillo, puede que te estés preguntando como es posible gestionar fondos en una cold wallet sin estar conectado a Internet. Tranquilo, es algo que veremos un poco más adelante. Para empezar, debes saber que existen cuatro tipos de billeteras frías:

  • Wallets de escritorio (PC)
  • Aplicaciones móviles
  • Hardware externo (USB)
  • Papel escrito

De los cuatro tipos, las que verdaderamente ofrecen la posibilidad de trabajar 100% fuera de línea son las dos últimas (hardware y papel), ya que las dos primeras sí necesitan conexión a Internet para funcionar. No obstante, tanto unas como otras te otorgan un control total al tener en tu poder las claves privadas.

📱 3.- Billeteras híbridas


Como su propio nombre indica, las billeteras híbridas aúnan las cualidades de las dos anteriores, aunque nunca de una forma tan específica. Por ejemplo, exchanges tan conocidos como Bitpanda o Coinbase funcionan realmente como billeteras híbridas.

Por un lado, permiten el envío, recepción, compra o venta de gran variedad de activos digitales de forma online, tanto en su versión de escritorio como a través de su aplicación móvil. Por otra parte, también tienen un servicio de caja fuerte, donde los fondos son enviados a wallets frías de las respectivas empresas.

A tener en cuenta
Aunque en algunos contextos las cajas fuertes de los exchanges pueden ser útiles, siempre será mejor y mucho más seguro tener los fondos bajo tu custodia, es decir, en tu propia billetera fría 😉 

¿Por qué una billetera fría es la mejor opción?


La razón más importante para tomar la decisión de usar una billetera fría es su mayor seguridad con respecto a las otras opciones disponibles, aunque no es ni mucho menos la única. No obstante, también existen algunos inconvenientes que debes conocer antes de comprar y/o instalar una wallet de estas características.

A favor
  • Tienes el 100% del control sobre tus fondos.
  • Evitas hackeos y ataques indeseados.
  • Conservas gran parte de tu privacidad.
  • Previenes embargos o expropiaciones de gobiernos o entidades que no respeten la propiedad privada.
En contra
  • Te conviertes en tu propio banco, lo que conlleva una enorme responsabilidad.
  • Si olvidas o pierdes tu frase semilla, puedes perder todo tu capital.
  • Necesitas adquirir una pequeña base de conocimientos.
  • En el caso de las hardware wallets, tienes que realizar una pequeña inversión.

Teniendo en cuenta todo lo anterior, las billeteras frías se presentan como la mejor alternativa para personas que dispongan de mucho capital en activos digitales.

No obstante, tampoco es necesario tener mucho dinero, ya que también son ideales para personas con poco capital pero cuyo objetivo es guardar criptomonedas a largo plazo, es decir, lo que se conoce como «holders».

La frase semilla: el tesoro de cualquier billetera fría


Una de las preguntas más recurrentes que suelen hacerse las personas que tienen en mente adquirir una billetera fría en forma de hardware wallet, es que pasa en el caso de que ésta se pierda o se estropee por cualquier motivo. Pues la verdad es que no pasa nada, ya que la clave de todo se encuentra en la frase semilla.

La frase semilla o seed phrase, es un conjunto de 12 o 24 palabras que permiten acceder a tus fondos en cualquier momento y lugar. Y es que, al contrario de lo que algunos creen, las criptomonedas no se almacenan en ningún monedero, ya que éstas permanecen siempre en su cadena de bloques correspondiente.

En realidad, lo que el monedero permite es acceder de forma fácil a los fondos y poder realizar transacciones con ellos, nada más. A su vez, la frase semilla es una codificación de las claves privadas de tu billetera, lo que permite acceder a tus fondos (independientemente del monedero) de una forma fácil y sin complicaciones.

Por lo tanto, debes tratar a la frase semilla como un auténtico tesoro, guardando las 12 o 24 palabras en varios sitios diferentes y siempre fuera de Internet. A su vez, también es conveniente no guardar dichas palabras en el mismo sitio que el monedero, siendo lo más prudente  no tenerlas en tu lugar de residencia .

Como es obvio, sobra decir que la frase semilla jamás debes compartirla con nadie, ya que cualquiera que la conozca puede robarte los fondos con suma facilidad desde cualquier parte del mundo.

Y como no, perder u olvidar tu frase semilla no te permitirá acceder a tus criptomonedas en el caso de que tengas que hacer un backup por cualquier motivo (reinstalación del sistema operativo, cambio de teléfono móvil, rotura o problemas con el wallet USB, etc).

Billetera fría de papel: otra opción a tener en cuenta


Las billeteras frías de papel son, de largo, las más sencillas de utilizar. Básicamente, se trata de imprimir en cualquier papel un código QR que contiene todas tus claves privadas, o lo que es lo mismo, todos tus fondos y transacciones realizadas. Más fácil imposible.

A partir de ahí, debes hacer varias copias y guardar dichos papeles exactamente igual que hiciste con las palabras clave o frases semilla, es decir, en un lugar seguro y a ser posible fuera de casa.

No obstante, debes tener presente que el papel es algo muy delicado, por lo que lo más aconsejable es lo que lo protejas (plastificándolo, por ejemplo) para evitar su deterioro.

Por otra parte, este tipo de billeteras son poco prácticas y versátiles, por lo que sólo son recomendables en el caso de que quieras guardar tus criptos y olvidarte de ellas durante mucho tiempo. Por ejemplo, comprar bitcoins ahora y guardarlos hasta tu jubilación 😀

¿Cuáles son las mejores wallets frías?


En la actualidad, las mejores carteras frías que puedes adquirir y/o instalar son las siguientes:

💎 Billetera ✅ Tipo 💰 Precio 🔒 Seguridad
Exodus PC y móvil Gratis Alta
Trust Wallet PC y móvil Gratis Alta
Trezor Hardware 83€ (aprox) Máxima
Ledger Hardware 79€ (aprox) Máxima
KeepKey Hardware 62€ (aprox) Máxima
Ellipal Titan Hardware 119$ (aprox) Máxima
Safepal S1 Hardware 69$ (aprox) Máxima
SecuX V20 Hardware 139€ (aprox) Máxima
Keystone Pro Hardware 169$ (aprox) Máxima

Como puedes observar, hay bastante variedad de programas y dispositivos. Si estás empezando en el mundo de las criptomonedas y quieres algo fácil, intuitivo y sin ningún tipo de coste, Exodus y Trust Wallet son dos grandes opciones.

Por el contrario, si buscas la máxima seguridad y no te importa invertir algo de dinero en adquirirlos, los dispositivos hardware por USB son la opción más recomendable.

Recomendaciones antes de comprar una hardware wallet


Si finalmente decides comprar una billetera fría con la máximas medidas de seguridad, es decir, una hardware wallet, debes tener muy en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Realiza la compra en la tienda oficial del fabricante, nunca en tiendas externas.
  • Jamás compres hardware wallets de segunda mano, aunque hayan pertenecido a amigos o familiares.
  • Revisa que el dispositivo venga perfectamente cerrado y con los precintos de seguridad intactos.
  • Una vez abierto, comprueba que no viene con un firmware preinstalado o distinto del original.

Recuerda que en el mundo de las criptomonedas toda precaución es poca, por lo que sigue estos consejos para evitar cualquier sorpresa desagradable 😉

Conclusión y opiniones sobre las carteras frías


Como has podido comprobar durante el artículo, las billeteras frías son la opción más segura para guardar tus criptomonedas. En cambio, las billeteras calientes (sobre todo las que proporcionan los exchanges), son mucho más susceptibles de sufrir ataques y poner en peligro tu dinero.

No obstante, para aprovechar todas las posibilidades que ofrece el mundo de los criptoactivos es necesario diversificar, por lo que la mayor parte de usuarios avanzados utilizan varios tipos de billeteras.

Normalmente, las billeteras calientes se usan para operar (comprar, vender, intercambiar…), mientras que las frías, se utilizan de forma exclusiva para guardar y almacenar criptos con las máximas garantías de seguridad, casi siempre con un horizonte temporal de custodia a medio o largo plazo.

Por último, recuerda que no es necesario gastar ni un euro para empezar a utilizar billeteras y acumular tus primeros fondos. Por ejemplo, puedes utilizar carteras sin coste como Exodus o Trust Wallet y enviar allí lo que vayas generando en la gran variedad de sitios para ganar bitcoin de forma gratuita que existen.

En mi opinión, esa es la mejor opción para personas novatas y con muchas dudas acerca de este apasionante y complicado mundillo.

Una vez hayas adquirido la suficiente confianza y conocimientos, siempre tendrás la opción de ir un paso más allá y comprar o invertir en lo que consideres oportuno, sean billeteras hardware, activos digitales, airdrops o lo que sea 😉

Deja un comentario

 

Información básica sobre protección de datos

 

•   Responsable: Constantino Tellado Fernandez

•   Finalidad: Moderación de comentarios.

•   Legitimación: Gracias a tu consentimiento.

•   Datos alojados en Webempresa Europa S.L. Política de privacidad Webempresa.

•   Derechos: Tienes derecho al acceso, rectificación o eliminación de tus datos.

•   Esta web usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

 

Acepto la política de privacidad *